IMG_7707

EL DESTINO DEL DÓLAR DEPENDE DE LA APROBACIÓN DEL PLAN FISCAL DE TRUMP

Expansión.

Tras el repunte de los últimos meses, el destino del dólar depende de la capacidad del Congreso estadounidense de aprobar una reforma impositiva amplia, dado que el valor de la moneda ya incorporó la posibilidad de alzas de tasas de interés de la Reserva Federal a futuro, mostró un sondeo de Reuters.

Pero de ninguna manera es seguro que un acuerdo para modificar el código fiscal de Estados Unidos -ofreciendo el recorte de impuestos más grande desde que comenzó el tributo corporativo moderno, hace más de un siglo- vaya a ocurrir para el plazo de fines de noviembre que quieren los republicanos.

El optimismo sobre el dólar, que en octubre tuvo su mejor mes desde febrero, se disipó luego de un reporte del martes del Washington Post que sugirió que los líderes republicanos consideraban aplazar por un año la implementación de una rebaja del impuesto corporativo para cumplir con las normas del Senado.

El consenso en el sondeo entre más de 60 estrategas cambiarios, realizado del 3 al 8 de noviembre, reflejó que el dólar se mantendría estable a lo largo de 2018. Sin embargo, las proyecciones más bajas para la moneda fueron aun más pesimistas que las del mes pasado frente a varias divisas.

Si bien cerca del 80% de más de 50 estrategas que respondieron una pregunta adicional dijeron que una reforma fiscal significativa ayudaría al dólar, no todos estaban convencidos de que el Congreso, que fracasó en sus intentos por aprobar cualquier legislación importante este año, vaya a tener éxito ahora.

“El dólar se ha estado estabilizando, principalmente gracias a que los inversores vuelcan su atención de nuevo a los planes de reforma impositiva del presidente estadounidense (Donald) Trump”, escribió en un informe Valentin Marinov, jefe de estrategia de las principales monedas de CA-CIB.

Marinov citó también citó a una Fed “que el próximo año podría tener una composición más ortodoxa” en su comité de fijación de tasas de interés. “Desde los niveles actuales, prevemos que el dólar enfrente riesgos sólo limitados al alza. Esto es especialmente válido, ya que un alza de tasas en diciembre por parte de la Fed ya fue descontada en gran medida”.

En el caso del euro, el consenso del sondeo predijo una cotización de la moneda en torno a 1.16 dólares dentro de un mes, alrededor de su nivel del miércoles. Luego subiría a 1.17 dólares en tres meses y a 1.20 dólares en un año – predicciones similares a las de la encuesta del mes pasado.

Si bien los especuladores han recortado sus apuestas bajistas para el dólar al mínimo en 15 semanas, los últimos datos marcaron la decimosexta semana consecutiva en que mantuvieron una posición corta neta, de acuerdo a la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés).

“Vemos al dólar acercándose al final de su repunte”, notó David Adams, estratega de monedas principales de Morgan Stanley. “Los riesgos políticos de corto plazo en relación con la reforma impositiva también nos mantienen con tono bajista para el dólar, pues ya se descontaron la mayor parte de las noticias positivas sobre la reforma fiscal”.