IMG_7555

Llegan los fieles difuntos… ¡y también la mariposa monarca!

Notimex.

Cómo cada año, miles de mariposas monarca han comenzado a arribar a los santuarios del Estado de México y Michoacán, tras un recorrido de cuatro mil kilómetros desde Canadá y Estados Unidos.

El vuelo de la monarca

En un comunicado, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) detalló que a la fecha se tienen reconocimientos de su paso por:

Coahuila
Nuevo León
Tamaulipas
Zacatecas
Guanajuato
San Luis Potosí
Aguascalientes
Chihuahua
Sonora
Guanajuato
Querétaro
Estado de México
Ciudad de México
Michoacán
¿Qué comen y dónde descansan las mariposas durante su recorrido?

Durante su recorrido, las monarca consumen agua y se alimentan principalmente de la flor “Asclepia curassavia”, y descansan en una amplia diversidad de árboles y matorrales que se encuentran a su paso, principalmente Sabinos y Huizaches.

La Conanp dijo que en los últimos tres años se ha avanzado en la generación de información a través de la Red Nacional de Monitoreo de la Mariposa Monarca, donde participan 22 estados de la República y 44 áreas Naturales Protegidas (ANP) federales.

¿Quiénes participan en esta labor?

29 áreas Naturales Protegidas estatales
10 organizaciones de la sociedad civil
12 instituciones académicas
Los tres niveles de gobierno
100 mil guardaparques
Más de 10 mil personas que han ido trazando su ruta migratoria en México
La mariposa monarca inició su largo recorrido desde el pasado mes de agosto, en el sur de Canadá, para cruzar Estados Unidos y el norte de México, y llegar puntualmente para celebrar el Día de Muertos.

De esta manera, el lepidóptero cumple con la tradición cultural de los mazahuas y purépechas, de la llegada del alma de sus antepasados a través de una mariposa monarca en esta fecha.

La monarca es también conocida como la cosechadora, pues su llegada coincide con el tiempo de la cosecha y su color naranja simboliza el sol y la luz que indican el camino para encontrarse con sus seres queridos.