IMG_8133

¿QUÉ LUGAR OCUPA MÉXICO EN TRATA DE PERSONAS?

Expansión.

La trata de personas es un delito transnacional que afecta la dignidad de la gente y que debe ser enfrentado con fuerzas internacionales, dijo el comisionado nacional de Seguridad de México, Renato Sales el lunes durante la Cumbre Hemisférica sobre Trata de Personas, que se celebra en la Ciudad de México.

Sales dijo que endurecer las leyes nacionales no es la única herramienta para enfrentar este delito, sino que también debe cambiarse la cultura para enfrentar la violencia de género y generar una política pública que priorice la lucha contra la trata de personas.

“En el mundo del delito global, las fronteras entre naciones se diluyen, la trata, la llamada esclavitud moderna, es una actividad transnacional que implica la necesidad de trabajar más allá de nuestras fronteras”, dijo Sales en la inauguración de la Cumbre.

El comisionado de Seguridad Nacional, agregó que es necesario estrechar los lazos internacionales de cooperación para combatir la trata de personas.

“Sin coordinación entre países es imposible avanzar en la sanción de erradicación de este delito, en particular que no conoce de fueros, que no conoce de competencias, que no conoce de fronteras”, dijo Sales.

El tráfico de personas se ha vuelto un comercio tan lucrativo y frecuente, que no conoce fronteras y une pueblos en el centro de México con ciudades como Atlanta y Nueva York.

Funcionarios de Estados Unidos y México señalan a un pueblo del centro de México que por años ha sido la mayor fuente de bandas de tráfico de humanos y un lugar donde las víctimas son tomadas antes de finalmente forzarlas a la prostitución. Este pueblo se llama Tenancingo, en el Estado de México.

Aunque tiene una población de pocos miles de habitantes, Susan Coppedge, Embajadora Especial para el Combate de Tráfico Humano del Departamento de Estado de Estados Unidos, dice que el lugar tiene una enorme reputación cuando se trata de prostitución y proxenetismo.

Según el más reciente reporte de la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC), publicado en diciembre de 2016, cada año más de 21 millones de personas son víctimas de las redes de trata que operan hasta en 124 países.

La ONU asegura en su informe que en América, México es el quinto país de flujo de trata de personas entre Norte y Centroamérica y el Caribe, por detrás de países como Estados Unidos, Trinidad y Tobago, Barbados y Panamá, que son sobre todo principales destinos para las víctimas. México, es tanto punto de origen como de destino final para las víctimas de este delito, dice el reporte.

Tanto en Norteamérica como en Centroamérica y el Caribe, la mayoría de la víctimas (cerca del 70%) de trata de personas fueron mujeres, dice la ONU. Y en América Central y el Caribe la mayoría de las víctimas eran niñas, mientras que en Norteamérica predominan las mujeres, agrega dicho informe.

El 22 de noviembre, la ONU lanzó la campaña “Corazón Azul México: #AQUIESTOY contra la trata de personas”, cuyo objetivo es darle una voz a las víctimas de trata de personas y “hacer un llamado a la acción para que la población denuncie”.

Durante dos días, la Policía Federal de México y fuerzas homólogas de la Comunidad de Policías de América, así como de otras entidades del país, se reunieron con el fin de establecer un “memorándum de entendimiento hemisférico contra la trata de personas” para prevenir y combatir este delito, según dijo durante la ceremonia el Comisionado General de la Policía Federal y Presidente de la Comunidad de Policías de América (Ameripol), Manelich Castilla Craviotto.

“…Es por ello que esfuerzos como el que emprendemos hoy cobran especial relevancia para generar conciencia y materializar la aspiración legítima de vivir en un entorno de paz, seguridad y dignidad”, aseguró Castilla Craviotto, según un comunicado de la Policía Federal.