IMG_8405

MÉXICO ENFRENTARÁ DIFICULTADES PARA ‘ENDULZAR’ EL MERCADO AZUCARERO DE EU

Expansión.

La industria azucarera mexicana tendrá dificultades para satisfacer las necesidades de importación de azúcar de Estados Unidos en el ciclo 2017/18, ya que los ingenios mexicanos están mal equipados para cumplir los requerimientos de un nuevo acuerdo sobre el comercio del endulzante alcanzado en junio, dijo este jueves Rabobank.

Un pacto azucarero entre Estados Unidos y México alcanzado a principios de este año obligará a los ingenios mexicanos a reorganizarse y producir un nuevo tipo de azúcar, dijo Pablo Sherwell, director de Investigación de Alimentos y Agronegocios para América del Norte de Rabobank, en una conferencia.

México produce predominantemente azúcar estándar, que tiene una mayor calidad que el edulcorante sin refinar.

El acuerdo sobre el endulzante, que modificó los términos de un pacto firmado en 2014, establece que México abastecerá al menos 70% de su cuota a Estados Unidos con azúcar sin refinar para canalizarla a refinerías.

Los refinadores estadounidenses se quejaban de que el acuerdo de 2014 los estaba privando de suministros de materia prima y afectaba sus márgenes.
El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) pronosticó en 1.5 millones de toneladas las necesidades de Estados Unidos de azúcar desde México, lo que dejaría la cuota de endulzante sin refinar en más de un millón de toneladas.

“Creo que será un desafío cumplir con las expectativas del USDA”, dijo Sherwell, quien pronosticó que México producirá alrededor de 800,000 toneladas de azúcar cruda que se destinarán a Estados Unidos en el ciclo 2017/18, que comenzó el 1 de octubre.

Sherwell pronosticó que la producción total de azúcar en México será de alrededor de seis millones de toneladas.