Celebran “Expropiación Petrolera” en la sección 22 de Agua Dulce

Redacción/diariopuntoyaparte.com

Agua Dulce, Ver.- con ofrendas florales al general Lázaro Cárdenas del Río, y el paseo del “Gallo Petrolero”, este 17 de marzo los integrantes de la sección 22, del STPRM, encabezados por el secretario general de la organización Ismael Melgarejo Vázquez, realizaron el tradicional festejo del 80 aniversario de la expropiación petrolera en México.

El dirigente de los petroleros de la sección 22 Ismael Melgarejo Vázquez al frente de los trabajadores recorrió, de la forma acostumbrada, las principales avenidas de la ciudad, acompañados por una banda de guerra y batucada, para conmemorar la gesta petrolera del 1938, como digno homenaje al general Lázaro Cárdenas del Río.

En el marco del festejo, en el que participaron los directivos de la sección 22, los trabajadores de diferentes departamentos, igual que el Complejo Procesador de Gas La Venta, colocaron sus ofrendas florales al monumento erigido al entonces presidente de México.

En la explanada de la sección 22, luego de que se rindieran los honores al lábaro patrio, con el acorde de la banda de guerra de la congregación de Tonalá, se presentaron emotivos bailables que fueron la alegría de pequeños y grandes, para después dar inicio al baile popular amenizado por un reconocido conjunto.

Como parte de la historia, el 9 de marzo, todas las representaciones de México en el extranjero recibieron un comunicado que advertía la posibilidad de que se realizara la expropiación petrolera, a pesar de la gravedad de esta posible situación representaba, el tono del documento era optimista ante las dificultades económicas que conllevarían a tomar esta decisión, el embajador de México en Estados Unidos, Francisco Castillo Nájera, llego a pensar en una respuesta militar.

El viernes 18 de marzo de 1938, las compañías extranjera, advertidas por personas dentro del gobierno de que el presidente planeaba una acción enérgica en contra de ellas, declararon en el último momento estar dispuestos hacer el pago, pero condicionando una rebaja en las prestaciones y aumentando el número de empleados de confianza en una proporción que permitiera a las empresas mantener el control de sus decisiones claves, pero el presidente Cárdenas ya había tomado una decisión, la propuesta fue rechazada después de reunirse con su gabinete.

A las 10 de la noche, declaro la expropiación mediante la cual la riqueza petrolera que explotaban las compañías extranjeras, se volvió propiedad de la nación mexicana, lo cual era una de los ideales sociales de la Revolución mexicana asentados en el artículo 27 constitucional y respondía a la política nacionalista del presidente Cárdenas.