IMG_0618

EMPRESAS MEXICANAS, LAS MÁS OPTIMISTAS EN COMERCIO EXTERIOR, SEÑALA HSBC

Expansión.

De 26 mercados del mundo, las empresas mexicanas resultaron las más optimistas respecto a las perspectivas futuras del comercio exterior, dijo este miércoles Juan Marotta, director de Banca de Empresas de HSBC Latinoamérica y México.

Al dar a conocer el estudio global “Presente y futuro de los negocios”, de HSBC, detalló que el 60% de las compañías mexicanas mantienen una perspectiva positiva en el corto plazo, tendencia que se incrementa aún más en el largo plazo.

El directivo explicó que dicho promedio es 10% superior respecto de la proyección de las compañías de los otros 25 mercados del mundo que se incluyeron en el ejercicio.

Esta expectativa favorable se deriva de la previsión de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se mantendrá, así como del mayor dinamismo económico de Estados Unidos, principal mercado de productos de origen nacional.

“No ven una disrrupción del comercio en el exterior en la revisión o modernización del TLCAN, tanto Estados Unidos como Canadá se van a mantener como líderes de comercio para México, con una proyección incluso más larga de hasta el 2030”, señaló.

En el estudio se refiere que las empresas nacionales que exportan servicios ven una gran oportunidad (sobre todo en la parte de turismo), ante el menor valor del peso mexicano, el cual origina una mayor recepción de viajeros internacionales.

Los empresarios nacionales consideraron favorable la mayor diversificación de mercados externos hacia los cuales México puede llegar a exportar, como parte de los acuerdos y tratados comerciales firmados por las autoridades.

El directivo apuntó que en línea con la positiva expectativa del comercio internacional, la misma proporción de empresas mexicanas estima buscar una mayor demanda de crédito que les permita financiar su desarrollo futuro.

“Están viendo la oportunidad en el mercado externo pero también están observando una necesidad creciente de financiamiento que entienden, se va a poder canalizar a través de los bancos, más de dos tercios de esta empresas esperan acceder al crédito a niveles superiores de los créditos que ocuparon en el pasado, y 70% de estas considera que será más fácil acceder al crédito”, mencionó.

Entre los factores que sostienen la visión positiva de las empresas mexicanas con respecto el comercio exterior refirió que está la proyección de que en los próximos tres a cinco años beneficie la caída de los costos logísticos por la mayor integración comercial, así como el mayor uso de la tecnología y del mas amplio desarrollo del comercio electrónico.

Reconoció que México se seguirá distinguiendo no solo por la competitividad de salarios en la industria, sino también por la ventaja geográfica con América del Norte, por sus recursos naturales, su economía abierta, la adecuada reglamentación y regulación para atraer inversiones, y por la cadena de suministros donde aún “existen grandes oportunidades para fortalecer”.

Esto posiciona a México en una economía de valor agregado en producción manufacturera que continuará en el tiempo hacia adelante”, subrayó.

Cabe señalar que el estudio de HSBC se basó en las respuestas de una encuesta aplicada a 6,333 empresas de 26 mercados del mundo, incluyendo México durante diciembre y enero pasado.

Por lo que, según Juan Marotta, incorpora de alguna manera la percepción de los dueños de las compañías mexicanas respecto del próximo proceso electoral y su efecto en el comercio exterior de las mismas.