El jefe negociador adjunto del equipo mexicano para el TLCAN, Salvador Behar, consideró que México debe reaccionar de manera “equivalente” a la propuesta del gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Si bien esta medida es independiente a la renegociación del acuerdo comercial y no ha contaminado el ambiente del proceso entre las tres naciones involucradas, “es un irritante para México y otros países”, abundó.

La medida anunciada el pasado 1 de marzo va por la imposición de aranceles de 25% al acero y 10% al aluminio, pero aún se espera el anuncio oficial del martes próximo.

En el último día de los trabajos de discusión de la séptima ronda del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), celebrada en la Ciudad de México, Behar aseguró que la 232 causará una “distorsión” en el mercado, por lo que México debe “reaccionar de manera equivalente”.

Sin embargo, apuntó que es necesario esperar a tener definidos los detalles al respecto para tomar una decisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here