De acuerdo al investigador Hernán Gómez Barrera, del Instituto Mora, la “Pejefobia” describe el miedo a Andrés Manuel López Obrador al que apodan “Peje”, por el pez llamado pejelagarto, que habita en el estado de Tabasco, de donde es originario el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia.

Esta es la tercera ocasión que Andrés Manuel se está postulando como candidato a la presidencia de México y el término de “Pejefobia” es de lo más hablado entre los ciudadanos.

“Soy Peje pero no lagarto”, es la frase con la que se defiende Andrés Manuel López Obrador.

Así como existe el hashtag de #AMLOVE, el de “Pejefobia” va tomando fuerza cada día a tal grado que el nombre de AMLO fue el más mencionado en Twitter el día del primer debate presidencial el pasado 22 de abril.

“Detrás de la “Pejefobia” existe un sentimiento “irracional de exaltado desprecio, antes que una postura política razonada”. Gómez Barrera.

El investigador dice que los apodos hacia el político se refieren a cuestiones como que López Obrador es inculto y habla mal; se burlan de su acento sureño o de que sea alguien que no estudió en universidades extranjeras.

“La Pejefobia es un fenómeno preocupante, es un sentimiento irracional”, puntualiza Gómez Barrera.

¿y el AMLOVE?

Con la etiqueta #AMLOVE, los seguidores de López Obrador suelen contrarrestar las críticas hacia el candidato. Y las publicaciones van desde argumentos sustentados en cifras hasta caricaturas “bonachonas” de López Obrador.

Es una estrategia que resultó efectiva en el primer debate de los aspirantes a la presidencia mexicana el pasado 22 de abril.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here