El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Treviño Medina, informó que el robo de combustible en ductos es un problema complejo y se ha incrementado más del 35 %, al tiempo que reconoció que la estrategia federal contra este fenómeno ha funcionado en parte pero es insuficiente; detalló que las pérdidas son de 30 mil millones de pesos anualmente.

“No ha sido suficiente, hay todavía mucho por hacer, actualmente estamos complementando con el uso de algunas tecnologías diferentes no sólo para detectar, para detectar creo que somos bastante buenos sino simplemente para evitar la posibilidad del robo”. Carlos Treviño Medina, director general de Pemex

Durante la conferencia conjunta con el vocero del Gobierno de la República en la Residencia Oficial de Los Pinos, Treviño Medina dio una estimación de la afectación a las finanzas que Pemex sufre anualmente por la ordeña clandestina de los ductos.

“La estimación que tenemos es del orden de 30 mil millones lo que nos pega en las finanzas”. Carlos Treviño Medina, director general de Pemex

En 2017, detuvieron mil 600 personas por robo de combustible en ductos de Pemex, de los cuales, cerca de mil 300 personas llevan un proceso penal. Desde que se implementó la estrategia contra dicho ilícito en el país; la empresa paraestatal despidió a 100 empleados presuntos vinculados por este delito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here