A través de 800 transacciones que fueron desde 30,000 a más de 500,000 pesos fue como los involucrados en el ciberataque al sistema financiero mexicano extrajeron recursos por 300 millones de pesos, informó el gobernador del Banco de México (Banxico) , Alejandro Díaz de León.

“Se dieron varios cientos de transacciones, Fue una amplía gama de ordenes de pago las cuales dieron lugar al retiro de recursos asociados a órdenes de pagos irregulares”, explicó el gobernador en conferencia de prensa.

A raíz del avance de las investigaciones que se realizan sobre este caso, el gobernador de Banxico explicó que se detectó la participación de personas ubicadas en diferentes ciudades de la República Mexicana.

“Esperamos que las personas involucradas en la parte operativa del ciberataque y que contribuyeron en la extracción de recursos sean presentadas ante el sistema de justicia”, comentó Díaz de León.

El funcionario reconoció que el ciberataque fue un proceso sofisticado y de complejidad logística.

A la fecha aún hay instituciones financieras que operan bajo el esquema de contingencia, lo que representa alrededor del 20% de las operaciones SPEI.

Esto implica que los operadores financieros se conectan al sistema SPEI a través de plataformas alternas, con el objetivo de descartar y eliminar irregularidades en las plataformas que utilizaban cuando se dio el ciberataque.

El gobernador aseveró que desde el 8 de mayo no se ha presentado ningún episodio de ataque, por lo que no deberían presentarse nuevos atrasos o fallas en el sistema SPEI.

En tanto, continúa la investigación forense y el proceso de eliminación de irregularidades, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here