Miembros del Gobierno de Estados Unidos presionan por cuotas y “restricciones” a las importaciones de acero y aluminio, luego de que la Casa Blanca anunciara una extensión de exenciones arancelarias para Canadá, México y la Unión Europea.

“Tendremos cuotas y otras restricciones para garantizar que defendamos nuestras industrias en interés de la seguridad nacional”, dijo el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, a los ejecutivos de la industria siderúrgica.

Recientemente el gobierno del presidente Donald Trump, dijo que impondría aranceles del 25% a las importaciones de acero y de un 10% a las de aluminio en un intento por frenar los envíos desde China, que según dicen bajó los precios y dejó a las empresas estadounidenses fuera del negocio.

Estados Unidos prorrogó las extensiones temporales a aliados como Canadá, México y la UE que vencían el martes. También la Casa Blanca dijo el lunes que alcanzó acuerdos de exenciones permanentes con Argentina, Australia y Brasil. La Casa Blanca ha intentado vincular las exenciones a las importaciones de acero y aluminio de la UE con una reducción de los aranceles sobre las importaciones de automóviles por parte del bloque.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here