Este lunes, España aceptó acogeral barco Aquarius varado en el Mediterráneo con 629 migrantes, que tanto Italia como Malta se negaron a recibir, para evitar “una catástrofe humanitaria”, informó el presidente del  gobierno español Pedro Sánchez.

Italia y Malta agradecieron de inmediato a España por el ofrecimiento para recibir al buque en el puerto de Valencia. Sin embargo, no queda claro si es que el trayecto será factible dada la distancia y el tiempo que el barco ha estado en el mar.

Contratado por la organización no gubernamental (ONG)  SOS Méditerranée, el barco rescató el pasado sábado a 629 migrantes, entre ellos siete mujeres embarazadas, 11 niños pequeños y 123 menores solos, pero se mantiene en stand-by en el mar frente a Italia y Malta que se niegan a darles acceso a algún puerto.

El socialista Sánchez hace este gesto a poco más de una semana de haber asumido la presidencia del gobierno luego de desbancar con una moción de censura en el Congreso al conservador Mariano Rajoy.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here