Morena, a través de su diputada electa, Dolores Padierna, presentó su plan de austeridad que implica, entre otras medidas, el recorte salarial a 687 funcionarios en la Cámara de Diputados, lo que permitiría ahorrar dos mil 752 millones de pesos, equivalentes a 32.6% del presupuesto autorizado para ese órgano legislativo en 2018.

Una de las legisladoras con más experiencia de la próxima bancada de Morena, criticó la manera en que vive la clase política a diferencia de la población general, por lo que propuso una serie de medidas que a su parecer no afectarían el trabajo legislativo.

  • Padierna, planteó la eliminación de la renta de vehículos terrestres, aéreos y marítimos; bajar los salarios, así como prestaciones a diputados, la compensación garantizada, prima vacacional, ayuda de despensa, seguro de vida institucional, seguro colectivo de retiro, gastos médicos mayores y apoyo económico para adquisición de vehículos.

Indicó que la austeridad no es una “ocurrencia”, ni una moda o un slogan de campaña, por lo que se deben eliminar esas prácticas y aplicar el principio de austeridad republicana.

La economista y todavía senadora de la República señaló que el principal concepto de ahorro sería la reducción de salarios de los mandos medios y superiores en congruencia con lo señalado en el Artículo 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Al evidenciar los altos salarios de funcionarios de la Cámara de Diputados, expuso que su secretario general tiene un salario bruto anual de tres millones 789 mil 622 mil pesos, es decir gana, más que un diputado que ocupa una curul por el voto popular, que percibe un millón 918 mil 120 pesos anuales.

De las mil 47 plazas con las que cuenta la Cámara de Diputados, a 687 se les puede aplicar esta reducción en sus percepciones salariales, ya que su sueldo neto es mayor al millón de pesos anuales, lo cual significa un ahorro de 352 millones de pesos, equivalente al 25.7 % de lo que actualmente reciben. De esa forma, la remuneración total neta de los diputados sería de un millón 200 mil pesos anuales, equivalentes a 100 mil pesos mensuales.

Según la legisladora, si al presupuesto de la Cámara Baja se le disminuyen las dietas, se suprimen las canonjías, se compacta el aparato y no hay corrupción, porque no habrá, sobre costos, se ahorrarían dos mil 752 millones de pesos.

Aseguró que esto es un ahorro moderado, porque hay otras cosas que revisar.  “Vamos a construir un proyecto histórico en la Cámara de Diputados”, en donde no habrá aviadores y los nuevos funcionarios no ganarán lo que perciben en la actual legislatura”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here