La obligación de vacunar a losniños en edad escolar ha desatado una polémica en Italiatras la confusión creada por el nuevo gobierno de retrasar su aplicación, una medida que divide militantes, padres de familia y expertos.

Desde el año pasado es obligatorio vacunar a los niños contra 10 enfermedades, entre ellas tétano, polio y sarampión, enfermedad infecciosa que aumentó en la península generando fuerte preocupación.

La idea del gobierno actual de retrasar de un año la obligatoriedad ha sido condenada por varios expertos porque consideran que pone en riesgo la salud de los niños más débiles.

De manera que para ingresar en septiembre a la guardería o al jardín de infancia, los niños tienen que estar vacunados, una medida adoptada por el gobierno anterior y ratificada por la Corte Constitucional.

La ley fue fuertemente criticadaentonces por la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la derechista Liga, donde hay sectores que militan en contra de la vacunación obligatoria y promovieron el origen del movimiento “No Vax”.

Enfrentamiento

Tras llegar al poder en junio, las dos facciones políticas se enfrentan ahora a un problema de salud pública delicado y terminaron por retrasar un año la obligación de presentar el certificado de vacunación, lo que han llamado la “obligación flexible”.

Pese a que importantes líderes de los dos partidos de gobierno han reconocido que las vacunas son importantes para la salud pública, por lo que han vacunado a sus propios hijos, la ministra de Salud, la médica Giulia Grillo, del M5E, a favor de la vacunación, considera que hay que modificar la ley en vigor por ser demasiado restrictiva.

Sin embargo, los más indignados son los directores de los colegios, quienes han advertido que exigirán para el inicio del año escolar en septiembre el certificado oficial de vacunación o de lo contrario los niños no podrán ingresar a las escuelas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here