El presidente Enrique Peña Nietollamó este jueves al gobierno de Estados Unidos a realizar un trabajo conjunto para frenar el flujo de armas y de dinero en efectivo desde ese país, que se traducen como el insumo para fortalecer las capacidades de operación de las organizaciones criminales.

En el marco de la entrega del Libramiento Reynosa Sur II, en Tamaulipas, aseveró que la liberación en la venta de armas largas en Estados Unidos a partir de 2005 se vio reflejada en el empoderamiento de los grupos criminales que ahora utilizan calibres más altos que compiten en fuerza con las del Ejército.

Acompañado por el gobernador de la entidad, Francisco García Cabeza de Vaca, el jefe del Ejecutivo nacional destacó que Tamaulipas es un estado con amplio desarrollo, pero “a veces es más señalado o estigmatizadopor algunos hechos de violencia registrados, pues es uno de los puntos de acceso hacia Estados Unidos.

Es donde se tienen los mayores puertos de acceso hacia el país vecino, pero hasta el fin de mi mandato, Tamaulipas contará con el apoyo pleno, invariable y absoluto de las Fuerzas Armadas y de instituciones de seguridad pública para darle seguridad a los tamaulipecos”.

El mandatario reiteró que estableció condiciones políticas y económicas para que el país dejara de tener recurrentementecrisis económicas, amén de finanzas públicas sanas, resultado de “actuar con responsabilidad” y tomando decisiones difíciles, “porque sin estabilidad económica no puede haber desarrollo en el país”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here