La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recortó este jueves sus pronósticos de crecimiento del PIB de México para 2018 y 2019, al destacar que la inversión se ha visto limitada por incertidumbre asociada a la renegociación del TLCAN y la consolidación fiscal del gobierno.

La OCDE bajó su estimado del Producto Interno Bruto (PIB) de México para 2018 a 2.3% desde un previo de 2.5% y para 2019, el primero del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a 2.5% desde el 2.8% calculado en mayo pasado, de acuerdo con el informe de la entidad dirigida por el mexicano José Ángel Gurría.

“La economía (mexicana) sigue muy expuesta a choques externos”, advirtió la organización con sede en París. “Las políticas fiscales y monetarias son relativamente estrictas”.

Entre los riesgos previstos por la OCDE para México están que exista turbulencia en el mercado financiero por posibles cambios en la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos o la demora en la ratificación de lo acordado en las negociaciones del TLCAN . Esos factores podrían generar volatilidad del tipo de cambio, condiciones financieras más estrictas y salidas de capital, detalló en su reporte.

Aunque la OCDE prevé que el crecimiento económico repunte debido a la resiliencia en el consumo y un ambiente externo favorable. La organización destacó que hay un ambiente de mayor confianza después de las elecciones de julio, así como remesas fuertes .

Indicó que un acuerdo relativo al TLCAN deberá reducir la incertidumbre y apoyar la inversión privada.

Otras economías que también vieron recortados sus pronósticos fueron: la eurozona, Alemania, Francia, Italia, Corea del Sur, Turquía, Reino Unido, Argentina, Brasil, Indonesia y Sudáfrica.

La OCDE baja proyección de expansión global por guerra comercial

La OCDE alertó este jueves sobre los riesgos cada vez mayores para el crecimiento económico mundial, entre ellos las amenazas de escalada en la guerra comercial entre Washington y Beijing, la crisis de los emergentes o el creciente endeudamiento fuera del sistema bancario.

La economía mundial podría haber alcanzado “su pico de crecimiento” e iniciado una desaceleración con “riesgos (…) que se intensifican”, subrayó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) al anunciar sus previsiones interinas.

La OCDE rebajó levemente su pronóstico de crecimiento mundial para este año y para 2019, a 3.7%, un recorte respectivamente de 0.1 punto y de 0.2 puntos en relación a su estimación de junio.

El organismo se muestra particularmente preocupado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Los nuevos aranceles que se han impuesto mutuamente “ya tienen repercusiones adversas en la confianza y los proyectos de inversión”.

Pero mantiene no obstante sin cambios la previsión de crecimiento para Estados Unidos este año (2.9%), y sólo baja de 0.1% la del año próximo (2.7%). Confirma además el pronóstico de la expansión económica de China, en 6.7% para 2018 y 6.4% en 2019.

En la zona euro, la institución espera a un crecimiento menos vigoroso que el que pronosticó en junio, 2% este año (-0.2%) y 1,9% en 2019 (-0.2%).

El crecimiento en Reino Unido, afectado por el brexit podría seguir desacelerándose a 1.3% este año (-0.1%) y 1.2% en 2019 (-0.1%).

La OCDE se inquieta por la situación en los países emergentes, en particular aquellos cuyas divisas se derrumbaron en los últimos meses.

La economía argentina debería contraerse 1.9% este año (-3.9 con respecto a la anterior previsión), el crecimiento en Turquía debería ser de 3.2% (-1.9%) y en Sudáfrica 0.9% (-1.0%).

Diez años después de la bancarrota de Lehman Brothers, la OCDE constata los altos niveles de endeudamiento: “Las reformas reforzaron el sistema bancario, pero los riesgos se desplazaron hacia las instituciones no bancarias que están menos reguladas”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here