Luego de que Michael se convirtiera en un huracán de categoría 1, con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) con sede en Miami, los residentes del noroeste del estado de Florida disponen hasta las primeras horas del martes para abandonar sus hogares antes de que el huracán toque tierra como categoría 3.

El gobernador del estado, Rick Scott, ordenó la evacuación obligatoria para partes del condado de Bay, Golfo y Franklin, destacando que cada familia debe de estar preparada. “Podemos reconstruir su hogar, pero no podemos reconstruir su vida”.

El gobernador del estado, Rick Scott, ordenó la evacuación obligatoria para partes del condado de Bay, Golfo y Franklin, destacando que cada familia debe de estar preparada. “Podemos reconstruir su hogar, pero no podemos reconstruir su vida”.

Hacia las 00:01 GMT del martes, el huracán Michael se ubicaba en el extremo occidental de la provincia cubana de Pinar del Río, evolucionando hacia el norte a una velocidad de 19 kilómetros por hora, frente a la península de Yucatán en México.

De acuerdo con Ken Graham, director del NHC, entre el martes por la noche y el miércoles por la mañana “comenzarán a llegar vientos con fuerza de tormenta tropical” en la franja del extremo noroeste de Florida, por lo que llamó a la población a prepararse.

Desde el domingo, el gobernador Scott declaró el estado de emergencia para 26 condados del noroeste, con el fin de responder a la llegada del huracán, además de activar a 500 elementos de la Guardia Nacional.

Esta tormenta traerá lluvias torrenciales y vientos fuertes en muchas áreas de nuestro Estado. Es imperativo que las familias tengan un plan y estén preparadas”, dijo Scott a través de su cuenta de Twitter.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here