Miles de correos electrónicos fueron robados de asistentes del Comité Nacional Republicano durante la campaña electoral del 2018, en un ataque grande que expone vulnerabilidades que han mantenido en ascuas a los expertos en ciberseguridad desde la contienda presidencial del 2016 en Estados Unidos.

Las cuentas de correos electrónicos se vieron comprometidas en una serie de intrusiones que se extendieron durante meses y fueron descubiertas en abril.

El comité dijo que una “entidad desconocida” era responsable por el hackeo, pero no dio otros detalles. Una firma de ciberseguridad y el FBI han estado investigando el asunto.

El ciberespionaje político es común en el mundo, pero los estadounidenses se han vuelto especialmente conscientes de la posibilidad de interferencia digital desde la intromisión rusa en las elecciones del 2016.

Los espías extranjeros tratan rutinariamente de acceder a los correos electrónicos de políticos para obtener información, detectar debilidades y conseguir ventajas diplomáticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here