El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viaja este jueves a Texas para insistir en que el país se enfrenta a una crisis que sólo puede resolverse gastando miles de millones de dólares para construir un muro en la frontera con México.

Trump, anunció que si se prolonga la parálisis presupuestaria en Estados Unidos por la pugna sobre el muro en la frontera con México, no viajará al foro de Davos, en Suiza, programado entre el 22 y el 25 de enero.

“Si sigue la parálisis presupuesta, no iré” a Davos, dijo indicando que el cierre parcial del gobierno, que comenzó el 22 de diciembre y que se encamina a ser el más largo de la historia, podría prolongarse durante un mes.

Antes de salir para la frontera sur, vestido con una chaqueta deportiva y con una gorra blanca con su consigna de campaña “Make America Great Again”(Que Estados Unidos sea grande otra vez), insistió en que debe haber unmuro en la frontera, cuyo costo asciende a 5.700 millones de dólares. El presidente reiteró que México ya está pagando por el muro.

Trump abandonó ayer miércoles su reunión con los líderes del Congreso y poco después tuiteó: “Les dije adiós” y los esfuerzos para reactivar el Ejecutivo quedaron en una situación incierta. Cientos de miles de trabajadores federales no cobrarán sus nóminas el viernes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here