Una fábrica en desuso donde alrededor de mil 800 migrantes centroamericanos se encuentran encerrados en Piedras Negras, Coahuila,cerca de la frontera con Texas, está rodeada de agentes de policía fuertemente armados.

Las secciones de la planta han sido transformadas en dormitorios en los cuales se los aloja por edad y género, con colchones de espuma de goma azul.

La caravana de migrantes, en su mayoría hondureños, está detenida en Piedras Negras, en la frontera mexicana del río Bravofrente a Eagle Pass, Texas.

Estados Unidos ha ajustado la seguridad en los puentes internacionales y vehículos policiales ocupan la orilla del río.

La caravana arribó el martes y las instalaciones de la empresa MACESA fueron acondicionadas como albergue por el gobierno del estado.

Los migrantes en la caravanasuelen esperar semanas o meses para pedir asilo. Los funcionarios de inmigración en Eagle Pass procesan de 12 a 15 solicitudes diarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here