Dirigido por comunistas pero con inclinaciones capitalistas, y amigo de Estados Unidos y Corea del Norte, Vietnam será la sede de la próxima cumbre entre Donald Trump y Kim Jong Un el 27 y 28 de febrero.

Al igual que Corea del Norte, Vietnam estuvo una vez inmerso en una guerra con Estados Unidos.

Pero a diferencia de Pyongyang, Hanói ahora cuenta a Washington entre sus aliados más cercanos, tras alzarse de los estragos de la guerra para convertirse en una de las economías de más rápido crecimiento en Asia, y un país experimentado diplomáticamente.

¿Por qué Vietnam recibirá a ambos mandatarios?

Vietnam está ansioso por mostrar su peso diplomático, tras organizar la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en 2017 y una reunión regional del Foro Económico Mundial el año pasado.

La reunión de Trump-Kim podría dar resultados en más de un sentido.

Organizar la cumbre podría impulsar “el estatus de Vietnam en la comunidad internacional, lo que ayuda al país a atraer turismo e inversión extranjera”, dijo Vu Minh Khuong, analista de la Escuela de Políticas Públicas Lee Kuan Yew de Singapur.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here