La historia de Wilfredo Rodríguez ha conmovido a todo Perú. Este asesino confeso, quien mató y descuartizó a una mujer en la localidad de Kunurana, declaró a la policía que su estilo sanguinario fue inspirado por el personaje ficticio de Freddy Krueger.

La noticia del llamado “descuartizador de Kunurana” cobró fuerza el 17 de marzo, fecha en la que fue arrestado por ser sospechoso de la muerte de Dina Quispe, una campesina de 26 años de edad que fue ahorcada y descuartizada en vida.

Este jueves, el asesino, de 24 años de edad, aseguró en su declaración fiscal que tras matar a la mujer, el pasado 15 de marzo, quiso desollarle el rostro para “experimentar” si podía hacerse una máscara que le permitiera no ser reconocido por la gente y que, además, le diera un aspecto macabro como el del personaje de terror.

Wilfredo detalló ante el Ministerio Público de Perú que, una vez muerta su víctima, le extrajo las vísceras del cuerpo con el ánimo de cocinarlas, pero, al final, terminó dándoselas a su perro.

En su primera declaración a la policía tras ser arrestado, “el descuartizador de Kunurana” confesó haber matado, además de a Dina Quispe, a dos personas más: una mujer y un hombre en la localidad de Sicuani, población de la vecina región de Cusco.

Durante la audiencia judicial se le impusieron a Rodríguez nueve meses de prisión preventiva mientras continúan las investigaciones por los presuntos delitos de feminicidio agravado y homicidio calificado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here