El gobierno de Donald Trump cerrará oficinas internacionales del servicio de inmigración, una medida que causaría graves problemas a miles de inmigrantes dentro y fuera de Estados Unidos, y a ciudadanos que tramiten solicitudes de reunificación familiar, entre otros grupos.

El director de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), L. Francis Cissna, dijo que planea transferir esas tareas a las oficinas nacionales, embajadas y consulados del Departamento de Estado.

  • Las oficinas internacionales de la USCIS son las encargadas de tomar las huellas digitales de los peticionarios de visa, procesar las solicitudes y gestionar las visas.

Cissna agregó que, si el Departamento de Estado está de acuerdo, la agencia cerraría sus oficinas internacionales en los próximos meses.

Abogados  dijeron que el cambio puede ser preocupante, “pero no conocemos los detalles de esta medida por ahora”, en palabras de la académica Lilia Velásquez, de la Universidad de California en San Diego.

No cabe la menor duda que ciertos casos se van a ver afectados, pero por ahora no sabemos quiénes. Necesitamos conocer cómo harán el cambio”, añadió.

El abogado Ezequiel Hernández, de Phoenix, Arizona, dijo  que el cambio puede afectar el tiempo de procesamiento de algunos trámites, pero “no lo veo como algo negativo”, pues hay oficinas que “no tienen mucha presencia”.

Para otros abogados, el cambio demorará el procesamiento de solicitudes de visas, reunificaciones familiares, adopciones e incluso solicitudes de ciudadanía de miembros del Ejército, lo que tendrá “un impacto que absolutamente afectará a muchas personas”, dijo Alex Gálvez, abogado de inmigración de Los Ángeles.

  • La USIS tiene oficinas internacionales en al menos 18 países, según su página de internet, entre ellos México, con instalaciones en la Ciudad de México, Monterrey y Ciudad Juárez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here