Dos hombres encapuchados y armados con pistolas, cuchillos y arcos llegaron este miércoles al antiguo colegio Raul Brasil en el que estudiaron, ubicado en Suzano, São Paulo, Brasil, para asesinar a ocho personas, herir a nueve y suicidarse en el mismo recinto educativo.

Los imputados son:

  • Guilherme Taucci Monteiro, 17 años
  • Henrique de Castro, 25 años

​Usaron un revólver calibre 38 y portaban “un arma medieval semejante a un arco con flechas”

Joao Pires de Campos, secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, anotó que las víctimas fueron cinco estudiantes, una consejera pedagógica, una celadora de la institución y el propietario de un autolavado. Hasta el momento, se desconoce el móvil que llevó a los jóvenes a cometer este multihomicidio.

Recreación del siniestro

Tras balear a quienes estaban en el patio, los dos exalumnos “se dirigieron hacia el centro de lenguas”, donde se habían refugiado varios estudiantes “y se suicidaron en un corredor”, indicó el coronel Marcelo Salles, de la Policía Militar (PM). Al respecto, Milene Querren Cardoso, un alumno, anotó:

Nos encerramos en un aula. Muchos alumnos se sintieron mal, incluso yo misma. Tratábamos de ayudarnos hasta que la puerta se abrió y pensamos que eran los bandidos, que veían a por nosotros; pero no, eran los policías y salimos corriendo”.

El gobierno brasileño

La matanza atizó la polémica sobre flexibilización de tenencia de armas decretada por Jair Bolsonaro, defensor de esta norma. En un mensaje en Twitter expresó sus condolencias a “familiares de las víctimas del inhumano atentado” de Suzano, que calificó como “una monstruosidad y una cobardía descomunales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here