El presidente chino, Xi Jinping, viajará esta semana a Italia, Mónaco y Francia, como parte de una gira en la que se espera que Roma se una a su programa de infraestructuras, a pesar de las reservas de otros países europeos.

Como parte de este compromiso,Xi realizará visitas de Estado entre el 21 y el 26 de marzo, anunció Lu Kang, portavoz de la cancillería, sin proporcionar más detalles sobre su itinerario.

“Nueva Ruta de la Seda”

El viaje tiene que ver con la iniciativa de negocios de China, la cual pretende revitalizar la antigua Ruta de la Seda.

Por ende, un funcionario italiano dijo la semana pasada que Roma firmará un memorando de entendimiento no vinculante con Pekín, para apoyar la ruta, dotada con un billón de dólares.

  • Roma se convertiría así, en la primera ciudad perteneciente al G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) en unirse a dicho programa.

¿Una trampa?

Pekín ha financiado proyectos de infraestructuras terrestres y marítimas en Asia, África y Europa, pero sus críticos advierten que beneficia sobre todo a las empresas chinas, mientras que supone una “trampa de deuda”para países financieramente más vulnerables.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here