El gobierno de Ecuador denunció este lunes haber recibido más de 40 millones de ataques cibernéticos, luego de que retirara el asilo político y permitiera el ingreso de la policía británica a su embajada en Londres, para que pudieran arrestar al fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange.

Patricio Real, viceministro ecuatoriano de Telecomunicaciones, dijo en Quito que los ciberataques provinieron de Francia, Austria, Holanda, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y el propio Ecuador, aunque descartó que éstos hayan producido robos de información.

Los blancos de los presuntos ataques fueron entidades como el Servicio de Rentas Internas (SRI), Ministerio de Relaciones Exteriores, Consejo Nacional Electoral (CNE), gobiernos autónomos descentralizados y el Ministerio de Turismo.

Las amenazas son muchas y están en las redes sociales, una que tiene nombre y apellido este grupo Anonymous”, afirmó Real, asegurando que debido a la magnitud de esta oleada, Ecuador pasó del puesto 51 al 31 en número de ciberataques desde el pasado 11 de abril.

El funcionario informó que el presidente ecuatoriano Lenín Moreno convocó al Gabinete Sectorial de Seguridad, para coordinar un protocolo de seguridad, y coordinar acciones necesarias para “frenar a tiempo cualquier acción que atente contra la institucionalidad del país”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here