El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descartó restablecer la política de separación de familias de migrantes que llevó a cabo en 2018, aunque defendió la efectividad de esta práctica.

“No consideramos hacerlo”, dijo a periodistas en la Casa Blanca en referencia a esta controvertida política migratoria.

Renuncia previa

La decisión se anunció dos días después de que Kirstjen Nielsen, defensora en primera línea de la controvertida política migratoria estadounidense, renunció a su cargo como secretaria de Seguridad Nacional.

Nielsen se había convertido en el rostro de la criticada práctica de separar a los menores migrantes de sus padres, entre otras medidas polémicas para tratar de impedir que los inmigrantes ilegales y los solicitantes de asilo ingresen a Estados Unidos.

Revés judicial

Ayer una corte estadounidense bloqueó la política del gobierno del presidente Donald Trump de devolver a México a solicitantes de asilo mientras sus casos son analizados.

“Se prohíbe a los acusados continuar implementando o ampliando los ‘Protocolos de Protección al Migrante'”, escribió en su decisión el juez federal Richard Seeborg, de San Francisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here