El fiscal general de París, Remy Heitz, señaló como un posible accidente la causa del incendio en la catedral de Notre Dame, descartando que se haya tratado de un hecho intencional.

En declaraciones a la prensa, Heitz dijo este martes que se abrió una investigación preliminar, en la que trabajan unas 50 personas, y parece validar la idea de un accidente como causa de la catástrofe.

“No hay evidencias que indicen que se trate de un hecho intencional. Cinco empresas intervenían en el lugar. Hoy comenzaron a prestar declaración obreros empleados de estas empresas. Están previstos unos 15. Hubo unos 15 que intervinieron, que estuvieron presentes ayer (lunes)”. Rémy Heitz, fiscal de París

Frente a la catedral, el fiscal de París, dijo a la prensa que la dirección de la policía judicial tenía casi 50 investigadores trabajando en este caso.

Agregó que la investigación será larga y compleja para determinar y esclarecer todos los detalles alrededor del incendio que la víspera consumió el techo y desplomó la aguja central de la catedral.

El fiscal explicó que hubo “una primera alerta a las 18:20 (hora local) seguida de un procedimiento para despejar dudas pero no se [había] detectado ningún inicio de incendio”.

Hubo una segunda alerta a las 18:43 y ahí se constató el incendio en la armadura del techo. Entretanto, la iglesia había sido evacuada ya que una misa había comenzado poco antes”. Rémy Heitz, fiscal de París

Las investigaciones serán “largas, complejas”, previno Rémy Heitz, que, prometió, “todos los medios están implementados para alcanzar la verdad, para conocer el origen de este terrible incendio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here