París celebraba este jueves una jornada de homenaje a los bomberos que salvaron del colapso a la catedral de Notre Dame y rescataron sus tesoros de las llamas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibía a losbomberos para un encuentro especial en la que se compartirán “palabras de agradecimiento”, según su oficina. Altos cargos del gobierno participan en el acto en el palacio presidencial.

Más tarde, el Ayuntamiento deParís tenía previsto celebrar una ceremonia en su honor con un concierto, dos banderas gigantes y lecturas de la novela “El jorobado de Notre Dame” de Victor Hugo.

Más de 400 bomberosparticiparon en una batalla contra el fuego de nueve horas para salvar la catedral del siglo XII este lunes. La aguja se derrumbó y el tejado quedó destruido, pero sus emblemáticas torres, rosetones, el órgano y las obras de arte se salvaron.

Además, nadie murió en el incendio, que comenzó durante una misa, después de que bomberos y empleados de la iglesia evacuaran con rapidez a los que estaban dentro.

Entre los homenajeados estaba el capellán de bomberos Jean-Marc Fournier, que ayudó a salvar la corona de espinas que según la tradición católica llevabaJesucristo cuando fue crucificado.

Otra es Myriam Chudzinski, que estuvo entre los primeros bomberos en llegar al tejado. Cargados de material, subieron cientos de escalones por la estrecha escalera de caracol hasta la parte superior de una de las dos torres. Ella había entrenado en la catedral precisamente para esa situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here