La madrugada de este domingo un deslave sepultó ocho viviendas de una zona rural en el suroeste de Colombia, dejando un saldo de al menos 17 personas muertas y 13 desaparecidas, informaron organismos de socorro.

La estatal Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres(UNGRD) entregó el último balance de la jornada después de que cesaran las labores de rescate al caer la noche; pues a lo largo de las búsquedas, las cifras variaban.

  • Por su parte, el presidente colombiano Iván Duque, acudió al municipio para reiterar el apoyo a los damnificados.

Tragedia anunciada

Según el comandante de bomberos de Popayán, Juan Carlos Gañán, el accidente mortal provocado por las fuertes lluvias que azotan Rosas y buena parte del país fue una tragedia anunciada.

Ya que es una zona rural en situación de riesgo. De hecho ya tenían un reporte de evacuación desde hace mucho tiempo y no se había podido reubicar a esas personas”, señaló ante el clima de tormentas que atraviesa Colombia.

Rescate

Junto con los socorristas, decenas de vecinos apoyaron durante la jornada a las retroexcavadoras en la búsqueda de familiares y amigos que quedaron atrapadosbajo el alud de tierra.

Asimismo, miembros de la Cruz Roja Colombiana buscaban y algunos llevaban a sus perros amaestrados para que ayudaran a la labor.

  • Entre el primero y el 21 de abril han muerto 27 personas en deslaves y tormentas eléctricas, de acuerdo con el organismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here