California se convertirá en el primer estado de la Unión Americana en destinar recursos para que algunos adultos que viven de forma ilegal en Estados Unidos tengan acceso completo a los servicios de salud, tras lograr un acuerdo, como parte de un plan más amplio, que destinará 213 mil millones de dólares de fondos de los impuestos estatales y federales a lo largo del año próximo.

La mayoría demócrata en la legislatura estatal acordó que adultos de bajos ingresos, de entre 19 y 25 años, que viven en California sin autorización puedan tener acceso al Medicaid, el programa conjunto de las autoridades estatales y federales para los pobres y los discapacitados.

Cabe señalar que no todas las personas de esas edades obtendrían prestaciones de salud, serán aprobadas únicamente aquellas cuyos ingresos sean lo suficientemente bajos como para ser aceptados en dicho programa.

La medida forma parte de un esfuerzo mayor por parte del Estado de California para asegurarse de que todos cuenten con un seguro de salud.

Las propuestas de servicios de salud son un triunfo para el gobernador demócrata Gavin Newsom, quien presentó ambos planes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here