El islamista Mohamed Mursi, primer presidente electo democráticamente en Egipto en 2012 y perteneciente al movimiento de los Hermanos Musulmanes, murió este lunes tras una audiencia en un tribunal en El Cairo, seis años después de su destitución.

Según fuentes de seguridad y judiciales, el expresidente detenido desde 2013 se desplomó tras haber hablado el lunes ante el tribunal y fue trasladado a un hospital en el que murió.

“El tribunal le acordó el derecho de hablar durante cinco minutos. Cayó al suelo en el banquillo de los acusados y fue llevado rápidamente al hospital”, donde murió, según un comunicado de la fiscalía.

Mursi, un ingeniero de 67 años procedente de una familia de agricultores, fue el primer presidente egipcio electo democráticamente por un corto mandato entre 2012 y 2013, antes de ser separado del cargo por los militares.

El líder islamista fue encarcelado tras su destitución y juzgado luego por varios casos, entre ellos uno de espionaje para Irán, Catar y grupos militantes como el Hamas en Gaza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here