Las preocupaciones sobre la política comercial y la debilidad de la economía global “siguen pesando sobre el panorama económico de Estados Unidos” y la Reserva Federal está lista para “actuar como sea apropiado” para preservar una expansión que dura ya una década, dijo el presidente de la entidad, Jerome Powell.

En comentarios preparados para ser pronunciados el miércoles ante una comisión del Congreso, que podrían aumentar las expectativas de un recorte de las tasas de interés a fines de mes, Powell contrastó el “panorama base” de la Fed de un continuado crecimiento en Estados Unidos frente a una serie considerable de riesgos.

Entre estos desafíos destaca una inflación débil, una desaceleración del crecimiento en otras grandes economías y un descenso de la inversión empresarial generados por la incertidumbre sobre cuánto durará la guerra comercial del gobierno del presidente Donald Trump con China y otros países, y cuán intensa se volverá.

Funcionarios de la Fed indicaron en su reunión de política de junio que esas preocupaciones podrían garantizar un descenso de las tasas y, “desde entonces, basados en los datos entrantes y otros desarrollos, parece que las incertidumbres en torno a las tensiones comerciales y las preocupaciones sobre la fortaleza de la economía global siguen afectando al panorama en Estados Unidos”, señaló Powell.

“El progreso aparente en el comercio se transformó en una mayor incertidumbre, y nuestros contactos en los negocios y la agricultura reportaron un aumento de las preocupaciones sobre los desarrollos comerciales”, señaló Powell, destacando que la inversión empresarial, un componente importante del crecimiento económico, “parece haberse ralentizado de forma notable” en los últimos meses.

Funcionarios de la Fed indicaron en su reunión de política de junio que esas preocupaciones podrían garantizar un descenso de las tasas y, “desde entonces, basados en los datos entrantes y otros desarrollos, parece que las incertidumbres en torno a las tensiones comerciales y las preocupaciones sobre la fortaleza de la economía global siguen afectando al panorama en Estados Unidos”, señaló Powell.

“El progreso aparente en el comercio se transformó en una mayor incertidumbre, y nuestros contactos en los negocios y la agricultura reportaron un aumento de las preocupaciones sobre los desarrollos comerciales”, señaló Powell, destacando que la inversión empresarial, un componente importante del crecimiento económico, “parece haberse ralentizado de forma notable” en los últimos meses

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here