La amenaza de prohibir las comisiones bancarias -que representan 30% de los ingresos de los bancos- tiró a la Bolsa 6% en noviembre; el temor por la economía mundial afectó a los índices bursátiles de Estados Unidos que arrastraron al principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) 2.2%. Pero la renuncia del ya exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, solo lo hizo caer 1.77%.

La reacción que en un principio provocó la salida de Urzúa, uno de los puestos modulares en la política financiera y económica del país, fue moderada por el nombramiento de Arturo Herrera, quien era subdirector de Hacienda, como el nuevo titular de la dependencia.

El martes, antes de mediodía, Urzúa anunció a través de un tuit que dejaba el puesto debido a discrepancias en materia económica y la imposición de funcionarios sin conocimiento de la hacienda pública.

“Los motivos de la renuncia me parecen muy negativos: es una de las secretarias más importantes para el desarrollo del país, la renuncia sucede a unos meses del nuevo gobierno. No es la primer renuncia de esta administración y la dimisión dejó ver la designación de funcionarios sin preparación”, dice Carlos Ponce, especialista bursátil y socio fundador de SNX firma de análisis, promoción e inversión bursátil.

El anuncio hizo que la moneda mexicana llegara a caer 2.5%, pero luego moderó la baja y cerró con una depreciación de 1.3% a 19.16 pesos por dólar. El IPC llegó a caer 2% y luego cerró con una baja de 1.8% a 42,818.66 puntos.

“El que haya renunciado llama la atención, no tanto la renuncia en sí, sino las formas. Urzúa hace señalamientos y cuestionamientos muy graves hacia el gobierno y eso es lo que hace más ruido en el mercado“, comenta Guillermo Delgado, director de Operaciones de Black Wallstreet Capital México (BWC), firma de asesoría en inversiones.

Si bien, la reacción fue muy negativa al principio, el pronto nombramiento de Herrera dio alivio al mercado, asegura Ricardo López, analista de Mercados Financieros de Citibanamex Casa de Bolsa. “Creemos que el nombramiento fue positivo, tiene todas las credenciales y experiencia. Los empresarios, el mercado y los inversionistas extranjeros saben quien es”, dice López.

Pero no es momento de cantar victoria, si bien la reacción no fue violenta, la volatilidad podría continuar los siguientes días, señala Ponce.

En primer lugar, el mercado estará atento a la presentación del plan de negocio de Pemex, asegura López. La petrolera estatal se enfrenta a un escenario adverso luego de que Fitch bajó la calificación crediticia de Pemex ubicándola en la zona conocida como “bonos basura”, y Moody’s, la otra gran agencia, pasó su perspectiva a negativa.

Conocer el plan de negocios de Pemex resulta clave para que la petrolera salve su nota crediticia y de paso que México, como país, asegure su grado de inversión y no espante a los capitales, sobre todo, extranjeros.

En segundo término se espera la ratificación de Herrera por parte del Senado. Aunque no a todos les gusta el nombramiento. “Es un buen perfil, pero ha tenido ciertas confrontaciones con López Obrador y pensamos que buscará menos confrontaciones. Y eso no nos deja muy tranquilos”, dice Delgado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here