(FILES) This file photo taken on August 8, 2018 shows bundles of 100 yuan (14.6 USD) notes at a bank in Shanghai. - The Chinese offshore yuan fell to its lowest level against the US dollar since August 2010 in morning trade on August 5. (Photo by Johannes EISELE / AFP)

Al dejar caer su moneda, China abrió un nuevo frente en su guerra comercial contra Estados Unidos, con el potencial de amortiguar el impacto de las sanciones arancelarias de Washington, pero también de frenar su economía.

  • La divisa china traspasó el lunes el umbral simbólico de siete yuanes por dólar, su nivel más bajo en 11 años.

Sin embargo, el presidente del Banco Central chino, Yi Gang, afirmó que China “no se comprometería en una devaluación competitiva” y no “utilizaría el tipo de cambio, para hacer frente a problemas exteriores, como los diferendos comerciales”.

En ese sentido, el Banco Central chino “se comprometió a mantener un tipo de cambio del yuan a un nivel razonable y estable”, aseguró el presidente de la institución.

  • Algunos analistas consideran, sin embargo, que Pekín podría dejar caer todavía más su moneda.

China “está dispuesta a tolerar una nueva depreciación del yuan frente a la escalada de las tensiones comerciales con Estados Unidos”, destacó el economista Bo Zhuang, del gabinete de estudios TS Lombard.

Pekín, que controla estrechamente el curso de su moneda, fija cada día un tipo de cambio de referencia, a partir del cual autoriza una fluctuación de más o menos el 2%.

Este marcado descenso es “el resultado evidente de una intervención activa” del banco central, para favorecer las exportaciones chinas y atenuar el impacto de la subida de los aranceles estadounidenses sobre los productos chinos, según Bo.

  • Donald Trump dio un paso más el jueves en la guerra comercial contra Pekín, al anunciar que pretende extender los aranceles suplementarios a casi la totalidad de las importaciones de China a partir del 1 de septiembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here