La defensa de Rosario Robles Berlanga aseguró que la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) no fue omisa a las irregularidades en contratos con universidades públicas y otros organismos públicos estatales que implican una afectación a la hacienda pública por más de cinco mil millones de pesos.

En continuación de la audiencia que inició el lunes, la defensa se ha concentrado en echar abajo todos los señalamientos de la Fiscalía General de la República (FGR), sobre todo con 32 pruebas que ha presentado, donde argumenta que existen oficios y testimonios de que Rosario Robles sí actuó contra estas irregularidades, incluso avisó a su sucesor, José Antonio Meade Kuribreña, quien asumió el cargo después de que ella se fue a la Sedatu.

  • Rebasada la media noche, los abogados de Robles Berlanga, señalaron que, además, la exsecretaria avisó a su superior jerárquico, es decir al presidente Enrique Peña Nieto, de las irregularidades encontradas.

La comunicación entre Robles y el presidente ocurrió ,tanto en reuniones de gabinete, giras de trabajo en las que coincidieron y hasta vía telefónica, a través del llamado “teléfono rojo”, reiteró el abogado de la exsecretaria.

La defensa solicitó al juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna que no se le vincule a proceso a su cliente.

Se prevé que la audiencia continúe hasta altas horas de esta madrugada, pues la defensa sigue explicando cada prueba para impugnar las acusaciones de la FGR.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here