Carolina del Norte y del Sur comenzaron este jueves a sentir la fuerza de las lluvias torrenciales y los feroces vientos traídos por el huracán Dorian a medida que se acerca a la costa este de Estados Unidos, tras dejar devastación y causar al menos 20 muertos a su paso por Bahamas y ya catalogado como categoría 2.

Zonas céntricas de Charleston se inundaron y algunas personas se mueven en kayak por las calles de esta ciudad costera de Carolina del Sur, según imágenes de video que también muestran árboles doblados por el intenso viento que soplaba desde el mar.

Decenas de calles están cerradas debido al pronóstico de hasta 50 centímetros de lluvia e inundaciones repentinas.

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC), Dorian, se encontraba a las 12:00 GMT a 115 kilómetros al sur-sureste de Charleston, moviéndose por la costa en dirección norte, con vientos máximos sostenidos de 185 km/h.

Cientos de miles de personas en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y otros lugares estaban bajo órdenes de evacuación.

Más de 80 mil clientes se quedaron sin energía eléctrica en Carolina del Sur, donde se han instalado 22 refugios para evacuados, dijo en Twitter la agencia estatal de manejo de emergencias.

En Bahamas, un archipiélago ubicado entre Florida, Cuba y Haití, en el mar Caribe, el huracán dejó al menos 20 muertos y una “devastación generacional”, de acuerdo con el primer ministro bahameño, Hubert Minnis.

– “Suerte en Florida” –

El estado de Florida salió en gran medida ileso al paso de Dorian.

Tuvimos suerte en Florida. Mucha, mucha suerte de hecho”, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Se espera una marejada ciclónica potencialmente mortal con importantes inundaciones en amplias zonas de las costas del sureste del país durante los próximos días, dijo el NHC.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here