La empresa estatal Pemex se encuentra entre las petroleras americanas cuyas calificaciones están cerca del límite entre el grado de inversión y el grado especulativo, dijo la agencia calificadora Moody’s.

En junio, Moody’s cambió la perspectiva de la deuda de Pemex a “negativa” desde “estable” poco antes que Fitch se convirtiera en la primera agencia en reducir la calificación crediticia de la petrolera a la categoría de basura.

Cada una de las compañías de energía cuyo grado de inversión está en peligro (Buckeye Partners, EQT, Pemex y Perú LNG) corren el riesgo de convertirse en “ángeles caídos” por diferentes razones”, señaló Moody’s en un reporte.

“Una baja en la calificación de México probablemente resultaría en una baja en la calificación de Pemex”, agregó la calificadora.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha anunciado una reducción de impuestos y una multimillonaria inyección de capital a Pemex para apuntalar sus finanzas, algo que Moody’s estima muy costoso.

Durante una conferencia, el lunes, sobre el presupuesto del gobierno para 2020, Arturo Herrera, el secretario de Hacienda, aseguró el gobierno trabaja con de la mano con la petrolera para ver cómo mejorar el perfil de deuda de la empresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here