Agua Dulce, Ver.- el tradicional “Grito de Independencia” que diera la noche del pasado 15 de septiembre el alcalde Sergio Guzmán Ricardez, con el que se celebró el 209 aniversario de la Gesta Heroica del 1810, no tan solo pasara a la historia por la tranquilidad social con que se desarrolló, sino que de paso será porque termino con la llamada “Cena de Gala” que los gobernantes pasados realizaban la noche de la festividad, para un reducido número de invitados especiales.

Después del Grito de Independencia, poniéndole fin a las costumbres, que se hicieron hasta este 15 de septiembre, “leyes políticas sociales”, y que no dejarían de haber costado importantes sumas de dinero al erario público, Sergio Guzmán Ricardez bajo del palacio municipal con su familia a saludar a los vendedores de antojitos que fueron instalados en el parque “Miguel Hidalgo” y cenar en ese lugar.

Terminando de tajo con las costumbres que por años se desarrollaron en torno a la cena de Fiestas Patrias de los gobernantes en turno, el gobierno del licenciado Guzmán Ricardez convoco a los comerciantes de antojitos para que expendieran las ricas comidas regionales que son tradición de estas celebraciones en México, para fortalecer la cultura alimenticia de esta fechas, así como la economía de la familia Hidrómila.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here