El consorcio que lidera la petrolera estadounidense Talos Energy debe renunciar al 50% del área contractual que ganó en la primera licitación de la rondas petroleras en 2015, justo en el área donde se encuentra en negociaciones con Pemex sobre el campo de Zama, uno de los mayores descubrimientos petroleros de los últimos años en México.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó la renuncia pedida por el consorcio que ganó el bloque 7 de la Ronda 1.1, debido a que el grupo de empresas pidió una extensión del plazo de exploración. El contrato establece una cláusula donde, al aprobarse esta ampliación, que en este caso se dio a inicio de septiembre, las compañías deben regresar no menos del 50% del área.

Esta renuncia no impide que Talos Energy continúe con la evaluación del descubrimiento hecho en el campo de Zama, ni que dentro de lo que resta del bloque puedan continuar con la exploración de otros prospectos.

“Es por contrato que se devuelve este 50% al pedir el primer periodo adicional de exploración. Como sólo se evalúa el área de Zama, se regresa ese 50%, y lo que resta está contemplado en el plan de exploración en su periodo adicional”, explicó la comisionada Alma América Porres.

La cláusula tiene como objetivo que las empresas que ganaran los bloques no especularan con los tiempos de exploración, y permitir que el Estado pudiera retomar parte del área para decidir si lo licita o no, explicó Fausto Álvarez, titular de la Unidad de Administración Técnica de Asignaciones y Contratos de la CNH.

El consorcio que lidera Talos se encuentra en medio de una negociación con Pemex desde el año pasado, debido a que la petrolera nacional argumenta que el descubrimiento en Zama puede extenderse a un área que tiene asignada . El acuerdo debe definir si existe esta colindancia, así como en qué porcentaje y quien debe quedar como operador del campo.

La agencia Reuters ha publicado que Pemex tiene la intención de quedarse como operador, y que derivado de un desacuerdo, la Secretaría de Energía (Sener) tiene la facultad para designarlo, previa opinión de la CNH y Hacienda.

El grupo, liderado por la empresa estadounidense Talos, ganó el bloque 7 en 2015 y anunció dos años después el primer gran descubrimiento de petróleo derivado de las rondas, en el campo llamado Zama. Los trabajos del consorcio resultaron en un hallazgo con un volumen recuperable de entre 400 y 800 millones de barriles.

Talos, junto con otros socios, pidió el inicio del proceso de renuncia del otro bloque que habían ganado en esa misma Ronda 1.1 , pero ahí sí solicitaron desistirse del 100% del área. En ambos caso, la CNH aún debe analizar las condiciones en que se encuentran las zonas a devolver, antes de dar su veredicto final.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here