Las dudas quedaron despejadas por fin: los subgobernadores Gerardo Esquivel y Jonathan Heath fueron los que votaron a favor de que el Banco de México (Banxico) recortara en 50 puntos base su tasa de interés en la última reunión de política monetaria, señalan las minutas publicadas este jueves.

Aunque el banco central solo hizo un ajuste a la baja en 25 puntos, hubo dos de los cinco integrantes de la Junta de Gobierno que pidieron un recorte más agresivo.

Analistas consideran que Banxico todavía reducirá su principal instrumento de política monetaria en su próxima reunión de noviembre, para ubicarla en 7.5% desde el actual 7.75%.

El recorte de 25 puntos base a la tasa de referencia de Banxico tendrá un impacto limitado, pues los estímulos que deben aplicarse para reactivar a la economía nacional van más allá de la política monetaria, señalaron analistas consultados por Expansión.

La pelea comercial entre Estados Unidos y China, las inquietudes por un posible brexit sin acuerdo y la volatilidad cambiaria son factores que generan incertidumbre adicional.

La mayoría de la Junta previó que el componente subyacente de la inflación comenazará a disminuir al desvanecerse los efectos de los choques en los precios de los energéticos, según la minuta.

Si bien mencionó la persistencia mostrada por la inflación subyacente entre los riesgos al alza para el índice de precios, la mayoría también señaló que la inflación general ya se encuentra en línea con la meta de 3%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here