Las protestas globales de los llamados “millennials” son legítimas porque al carecer de futuro, “tienen que salir a la calle” sin importar en qué país viven o si son gobernados por la derecha o la izquierda, afirmó el especialista en geopolítica, Alfredo Jalife.

Estamos hablando de millennials, con menos de 30 años de edad, que no tienen futuro, tienen que salir a la calle, igual salen en Francia, donde llevan más de un año los Chalecos Amarillos, que en América Latina donde da igual si son gobiernos de derecha como Chile y Colombia o el de izquierda como el de Evo […] el problema es que los políticos redireccionan estas protestas legítimas”.

Al analizar las movilizaciones que actualmente se desarrollan en Medio Oriente, explicó que estas se deben a un repliegue regionalizado que Estados Unidos mantenía sobre las reservas de petróleo y un intento de redireccionarlas para sus propios intereses.

Protestas contra los gobiernos

En las semanas más recientes ha habido protestas en Egipto, Líbano, Irán e Iraq, todas con el común denominador de reclamar a los gobiernos respectivos por el bajo nivel de vida, carestía y corrupción de sus clases políticas.

Esas protestas tienen que entenderse con el surgimiento de un nuevo mapa de Medio Oriente, antes un condominio de esferas de influencia entre las potencias coloniales de principios del siglo XX, entre Reino Unido y Francia, el llamado Sykes-Picot, y hoy es uno nuevo entre Estados Unidos y Rusia que bien podría denominarse condominio Putin-Trump.

Sobre las movilizaciones originadas en Irán desde el 15 de noviembre por el aumento de precios en los combustibles y que hasta el momento han dejado 106 muertos, según Amnistía Internacional (AI), explicó que los estadounidenses siempre han tratado de desestabilizar al país porque son frontera con Rusia y “en el Mar Caspio, es tránsito obligado de la ruta de la seda de China además de ser una potencia regional de primer orden con Turquía”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here