La compra de medicamentos para los servicios de salud pública en México tomó un nuevo rumbo en 2019, cuando el gobierno decidió concentrar las compras y dejar de adquirir a distribuidores, para hacerlo directo con las farmacéuticas. Tomando en cuenta la experiencia de México, Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe, señaló que se busca hacer compras consolidadas de medicamentos en la región.

Este es uno de los 14 puntos de la agenda que este miércoles presentó México al asumir la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que agrupa a 33 países.

“Queremos hacer esa propuesta para ver si lo logramos hacer con Centroamérica y México. En el caso de la medicinas son tres o cuatro laboratorios en el mundo que producen ciertos medicamentos y que al ser los únicos en muchas ocasiones imponen condiciones de mercado, pero si nosotros desde la compra, imponemos nuestras condiciones, estamos seguros que podemos mejorar sustancialmente los precios”, aseguró en entrevista.

Por ahora, Reyes explicó que el objetivo es solo adquirir medicinas de patente de forma consolidada, las cuales tienen precios más elevados en Centroamérica que en México.

Reyes explicó que ya se han tenido conversaciones sobre el tema con Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y El Salvador en los encuentros que ha tenido el presidente Andrés Manuel López Obrador ha tenido con los jefes de estado.

El nuevo esquema de compras de medicamentos del gobierno ha sido cuestionada por el sector farmacéutico, debido a los retos presentados en las licitaciones y asignaciones. En las dos compras consolidadas de medicamentos, más del 50% de las partidas han sido declaradas desiertas debido a que no se cumplen requisitos de precios. Reyes aseguró que con las compras consolidadas realizadas en México el año anterior, se consiguieron bajar los precios hasta un 60%.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here