Dos mujeres huyeron de un hospital en Rusia en donde permanecían en cuarentena debido a la sospecha de ser portadoras del nuevo coronavirus 2019 luego de haber regresado de un viaje a de Hainan, una región tropical de China popular entre los turistas rusos.

  • Las mujeres que huyeron del nosocomio decidieron salir pese a estar en cuarentena debido a la mala atención médica, doctores hostiles y condiciones insalubres en las que estaban confinadas, según explicaron.

A través de sus respectivas redes sociales, detallaron lo sucedido y el motivo por el cuál decidieron huir del hospital. Una de las mujeres prófugas del hospital relató que su hijo comenzó a toser y que tenía fiebre de 37.3 grados centígrados cuatro  días después de la que familia regresó a su casa en la ciudad de Samara.

Ante el panorama, la mujer llamó a los servicios de emergencia, que diagnosticaron al pequeño con una infección respiratoria y les pidieron ir al hospital para ser sometidos a prueba del coronavirus y cuyos resultados fueron prometidos en tres días; tras postergarle la entrega, finalmente le fueron negados.

Detalló que algunos médicos rondaban por el área de aislamiento sin máscara o se quitaban el traje protector tirándolo al piso.

Mi hijo se volvió histérico. No había otra alternativa que salir del hospital sin autorización, por la ventana”, narró la mujer.

Mientras que la mujer identificada como Alla Ilyina escribió en Instagram que empezó a sentirse mal de la garganta varios días después de regresar de Hainan a San Petersburgo. Llamó a los servicios de emergencia y fue llevada al hospital para pruebas del coronavirus. Se le dijo que tenía que quedarse allí por 24 horas. Al día siguiente le dijeron que no tenía el virus pero que igual tenía que estar allí dos semanas en cuarentena.

Insólito. Las tres pruebas mostraron que yo estaba en perfecta salud así que ¿para qué demonios me ponen en cuarentena?”, reprochó Alla Ilyina.

Su cuarto de aislamiento era sombrío: nada de libros, no había champú, no había wifi y la cesta se basura se llenaba sin que nadie la viniera a vaciar. La puerta estaba trancada con un candado electrónico.

Ante la frustración, aprendió a provocar un cortocircuito en el candado para abrirlo y escapó.

  • Aunque hasta el momento las autoridades de sanidad rusas no han emitido una postura al respecto, muchas personas que ingresaron a Rusia provenientes de China se sumaron a la denuncia sobre las malas condiciones sanitarias a las que son sometidos en el intento de evitar la propagación del brote del nuevo coronavirus 2019 en territorio ruso.

De acuerdo con esas denuncias, en los hospitales imperan las malas condiciones, como tener que vivir en habitaciones de aislamiento cerradas con llave y lidiar con médicos confundidos sobre cómo proceder en casos de cuarentena.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here