El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que si el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) desaparece, como parte de su propuesta para que secretarías de Estado absorban las funciones de los autónomos, las solicitudes de información serán respondidas en 72 horas.

El ofrecimiento del presidente contrasta con la manera en la que su oficina ha atendido los requerimientos de información pública. De hecho, en su gobierno se han incrementado las respuestas de inexistencia por parte de sujetos obligados a las solicitudes de transparencia.

“Que el funcionario que no entregue a tiempo sea sancionado”, planteó el mandatario federal en su conferencia de este viernes.

A tres semanas de que inicie el último periodo de sesiones de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, el presidente López Obrador informó que enviará un paquete de iniciativas, entre ellas una para que las funciones que hoy realizan los órganos autónomos como el INAI las realicen secretarías como la Función Pública.

Si bien López Obrador ofrece que en cuestión de tres días los funcionarios entreguen la información pública, actualmente con 20 días de plazo es alto el número de solicitudes que son respondidas. De acuerdo con cifras del INAI, en los primeros meses del gobierno que encabeza López Obrador se incrementó el porcentaje de rechazo hasta casi cuatro veces.

De 2018 a noviembre del 2019 se reportaron 14,801 “inexistencias”, mientras en el primer año la presidencia de Felipe Calderón fueron 3,850 y en el primero de la administración Enrique Peña Nieto fueron 5,659.

Los sujetos obligados de la administración pública han recurrido a estas respuestas de “inexistencia” o de “no se localizó evidencia documental” para no entregar la información que solicitan los ciudadanos mediante la plataforma nacional de transparencia.

De acuerdo con cifras del INAI, en los primeros dos años, la Oficina de la Presidencia de la República ha recibido 5,716 solicitudes de información, en las que 371 (6%) ha respondido “inexistencia”, en 24 (0.4%) “negativa por ser información confidencial”, en 423 (0.4%) “no es competencia de la unidad del enlace” y en 1,674 (29.3%) otras respuestas.

Los casos en los que la Oficina de la Presidencia de la República ha negado información se cuentan en decenas, entre ellos se negó conocer el salario de las personas que se encargan de transportar al presidente en su automóvil, sobre el hallazgo de una cámara secreta instalada en sus oficinas, sobre qué artesanías adquirió para obsequiar a sus invitados en Palacio Nacional, y otros más.

En entrevista con Expansión Política, la excomisionada presidenta del entonces IFAI, Jaqueline Peschard, explicó que es inviable que la Secretaría de la Función Pública asuma las tareas del Instituto encargado de la transparencia.

“El INAI tiene facultades para poder instruir no solo al gobierno federal, sino al poder legislativo, al judicial, al INE, a la CNDH, al Banco de México que entreguen información pública y es algo que la SFP no puede hacer porque es un organismo de gobierno porque no tiene facultades para instruirle nada a otros poderes”, detalló.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here