La Fiscalía General de la República (FGR) exoneró al general Salvador Cienfuegos sin haber interrogado a Jesús Ricardo Patrón, conocido como el ‘H3’, único testigo encarcelado en México y que sí fue relacionado en su momento con las indagatorias realizadas por el gobierno de Estados Unidos.

Jesús Ricardo Patrón el ‘H3’ es la persona que, de acuerdo con la Administración de Control de Drogas (DEA por su siglas en inglés) habría identificado al exsecretario de la Defensa como el ‘Padrino’, mientras veía la televisión.

El ‘H3’ —quien junto con su hermano, Juan Francisco Patrón Sánchez, el ‘H2’, tomó las riendas de la organización de los Beltrán Leyva a la muerte de éstos en Nayarit y fundaron el Cártel H2— se encuentra recluido en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México desde 2019, pero de acuerdo con la FGR, no fue entrevistado como parte de las diligencias que concluyeron con la exoneración de Cienfuegos.

Sin interrogación

A través de una solicitud de acceso a la información Expansión encontró que la Fiscalía mexicana exoneró a Cienfuegos sin acudir al reclusorio a tomarle declaración.

En la solicitud contestada el pasado 24 de febrero, la FGR aseguró que no existía información en sus archivos sobre alguna diligencia que hubiera realizado en el reclusorio de la Ciudad de México para interrogar a probables testigos dentro del expediente de no ejercicio de la acción penal en contra del general Cienfuegos.

Esto, a pesar de que Patrón el H-3 se encuentra recluido desde febrero del año 2019, luego de que fuera detenido en Jalisco por el Ejército mexicano y representa a un testigo importante.

El exsecretario de la Defensa Nacional en el gobierno de Enrique Peña Nieto, fue detenido el pasado mes de octubre del 2020 en la Ciudad de Los Ángeles y posteriormente trasladado a Nueva York, donde se le acusó de haber protegido y recibido sobornos,precisamente del cártel del H-2, una escisión del grupo criminal de los Beltrán Leyva.

Según la Fiscalía de Nueva York, Cienfuegos habría protegido justamente a los hermanos Patrón Sánchez, según el expediente que integró la DEA.

El pasado mes de enero el fiscal, Alejandro Gertz Manero anunció que se determinó la no acción penal en contra de Cienfuegos, ya queno se encontraron elementos que comprobaran su liga con estos narcotraficantes.

La importancia de ‘Vela’ o el ‘H3’

Una de las acusaciones principales de las autoridades estadounidenses, se basa en los dichos de ‘Vela’ o el ‘H3’, unos de los varios apodos que tenía Jesús Ricardo Patrón, según consignan varios medios locales y nacionales.

En la página 129 del expediente de la DEA incluyeron un mensaje y una imagen enviados desde un teléfono Blackberry, el 8 de enero de 2016, en el cual, mandó una imagen al H2, su hermano, donde dijo que “Chon, El Tío y El Padrino” estaban en la televisión cantando juntos el himno nacional.

Expansión informó que la fotografía corresponde a la 27 reunión de cónsules y embajadores de México, celebrada el 8 de enero de 2016 en un salón de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En la ceremonia, el orador principal era el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y, a su lado estaba el general Cienfuegos y el seretario de la Mariana, Vidal Francisco Soberón.

Este mensaje forma parte de la evidencia que Estados Unidos tenía en contra de Salvador Cienfuegos y los hermanos Patrón Sánchez y que según ellos demostraba la colusión entre altos mandos del Ejército y políticos mexicanos con el narcotráfico.

A Jesús Ricardo Patrón alias el ‘H3’, lo acusan de traficar cargamentos de droga de México a Estados Unidos y la orden de aprehensión en su contra la autorizó la misma Corte que, en su momento, también aprobó la detención del general Cienfuegos en el aeropuerto de Los Ángeles.

Antes, Jesús Ricardo Patrón había obtenido en octubre del año pasado una suspensión provisional de la orden de extradición concedida por un juzgado federal en la capital del país.

El proceso en Estados Unidos

Expansión tuvo acceso al expediente judicial que conformaron autoridades estadounidenses y que se encuentran radicados en la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York. Aunque la acusación es en contra de 24 personas, actualmente solo se han revelado detalles de tres de ellos. Gran parte del expediente se encuentra testado.

Se trata del expediente colectivo que abrió la Fiscalía de Estados Unidos contra los presuntos narcotraficantes Kenia Alejandra Valdez, José Dagoberto Cortes y Deovaldo Gutiérrez quienes según las autoridades de Estados Unidos entre el año 2013 y el 2016 formaron parte de la organización delictiva de los Patrón Sánchez el H2 y todos pertenecían a la estructura delictiva de este narcotraficante.

Destacan que traficaron toneladas de droga de Centroamérica y México a Estados Unidos, entre las que se encuentran heroína, mariguana y metanfetaminas.

Aunque no especifican cuánto, aseguran que el cártel de Patrón ha ganado millones de dólares en su país. También lo catalogan de ser uno de los carteles más violentos y sanguinarios, quienes torturan, secuestran y utilizan gatilleros para eliminar a sus enemigos. Sobre estos tres aún continúan sus procesos judiciales en Nueva York mientras que las autoridades continúan a la espera que un juez apruebe la extradición de Patrón Sánchez.

Para Eduardo Guerrero, analista en seguridad pública, estas fallas en las investigaciones se vuelven “muy evidentes”. Considera que todo el arreglo fue de carácter político y diplomático para cuidar las relaciones internacionales, sin embargo, no ofrecieron ningún argumento de carácter legal o judicial para su liberación.

El analista recordó que el Gobierno de Estados Unidos se pronunció desde el principio y aseguró que en México tenían todos los instrumentos para enjuiciarlo. El mismo Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, dijo que sería una aberración que no se le llevara un juicio a Cienfuegos.

“Sin embargo, cuando nos mandaron el expediente (de Estados Unidos), como era muy trivial, se agarraron de eso, un poco el argumento fue que no nos mandaron nada valioso los americanos, no tienen ninguna prueba, entonces no tenemos ningún caso contra Cienfuegos”, destaca, para el experto el expediente era “trivial” porque Estados Unidos no estaba dispuesto a revelar la forma en que sus agentes operan en el país.

“Para no meterse en problemas con el Ejército que ahora está convertido en un aliado estratégico de este gobierno, pues obviamente lo que menos le conviene es meterse en enjuiciar a jefes militares; Cienfuegos es el jefe militar más importante del Ejército en muchos años”, expresa Guerrero, quien considera que la Fiscalía supo que investigar al exsecretario sería una senda muy peligrosa que el gobierno no está dispuesta a tomar.

Para este reporte se buscó una postura por parte de la Fiscalía General de la República, pero del área de Comunicación Social, se contestó que no se tenía nada que agregar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here