Netafim, que es una subsidiaria de la multinacional mexicana Orbia, dio a conocer que está uniendo fuerzas con NanoScent Labs para fabricar un kit de detección de coronavirus (COVID-19) basado en aroma, que, a decir de la empresa, ha demostrado ser más eficiente que la prueba de detección de temperatura.

La empresa detalló en un comunicado enviado este jueves, que el sistema de detección de olores a nano escala para la detección temprana de la enfermedad fue desarrollado por NanoScent con la ayuda de la Autoridad de Innovación de Israel y el Ministerio de Salud. El equipo de Netafim en el proyecto es responsable de producir los componentes de conexión entre el paciente y el dispositivo de muestreo.

Originalmente, el dispositivo fue desarrollado para fábricas industriales que necesitaban detectar posibles fugas de gas y daños ambientales por exceso de emisiones contaminantes. Pero después del brote de COVID-19, el dispositivo se ha enfocado en un camino completamente diferente: identificar el olor especial que emiten los pacientes hospitalizados con el virus.

El kit de detección basado en olores ha demostrado ser más eficiente que la prueba de detección de temperatura. Con resultados instantáneos, este es un salto adelante en el mantenimiento de la salud pública.

Después de exitosas pruebas del dispositivo en pacientes durante los ensayos iniciales en el hospital Sheba de Israel, el siguiente paso fue expandir los ensayos a otros centros médicos de esa nación y eventualmente usar los kits en lugares públicos concurridos donde el diagnóstico temprano es esencial.

Se proyecta que el dispositivo se puede utilizar para pruebas rápidas y de gran alcance, con el objetivo de colocarlo en lugares públicos.

La empresa detalló que el dispositivo no reemplaza a la prueba de hisopo nasofaríngeo, “pero ciertamente da una buena indicación para ser usada en lugares con mucha gente, como aeropuertos, lugares de trabajo y más”.

El kit de detección basado en olores ha demostrado ser más eficiente que la prueba de detección de temperatura. Con resultados instantáneos, este es un salto adelante en el mantenimiento de la salud pública.

Después de exitosas pruebas del dispositivo en pacientes durante los ensayos iniciales en el hospital Sheba de Israel, el siguiente paso fue expandir los ensayos a otros centros médicos de esa nación y eventualmente usar los kits en lugares públicos concurridos donde el diagnóstico temprano es esencial.

Se proyecta que el dispositivo se puede utilizar para pruebas rápidas y de gran alcance, con el objetivo de colocarlo en lugares públicos.

La empresa detalló que el dispositivo no reemplaza a la prueba de hisopo nasofaríngeo, “pero ciertamente da una buena indicación para ser usada en lugares con mucha gente, como aeropuertos, lugares de trabajo y más”.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here