“ese muerto no lo cargo yo, que lo cargue el que lo mato”, estrofa de la canción DON GOYO, de Gustavo “Loko” Quintero, el mal estado de la carretera antigua a la populosa colonia de El Muelle, que comprende de la carretera a Tonalá, a la altura del lugar conocido como Gallegos, a la desaparecida zona de tolerancia, y la reparación emergente que ha iniciado el gobierno del licenciado Sergio Guzmán Ricardez, para cumplir con la demanda de la población, taxistas y automovilistas en general, que se encuentran prácticamente incomunicados por el deterioro que presenta esa vía de comunicación, que guarda, sin lugar a dudas, la historia de la “zona roja” y basurero municipal, de la entonces congregación de Agua Dulce, vino a destapar lo que sería la “cloaca” del gobierno del petrolero metido a político Daniel Martínez González, la historia negra que enloda de fea manera “Don Dany”, como le llamaban sus aduladores en sus tiempos de gloria a Daniel Martínez, se remonta al ocaso de su administración 2014-2017, tiempo en el que se dice Petróleos Mexicanos (Pemex), a través del Programa de Atención a la Comunidad y Medio Ambiente (PACMA), entrego los recursos al gobierno local, o sea al de Daniel Martínez González, para la reparación de la carretera, un trabajo que no se realizó y ni siquiera se inició, pero lo extraño, no es eso, ¡claro que no señores!, lo insólito es que los recursos desaparecieron como por arte de magia, la verdad no se rían, es cierto, eso no lo digo yo, ¿si Pemex a través de PACMA entrego el material para la reparación de la vía de comunicación, a quien se lo entrego?, ¿a dónde fue a parar dicho recurso?, son preguntas y…

EL DEDO EN LA “LLAGA”

Este caso, que a todas luces se ve como un desaseo administrativo del gobierno municipal próximo pasado, ya podría estar ocasionándole perdidas de sueño al ex alcalde Daniel Martínez, y que no sería para menos, si se toma en cuenta que de lo que se trata es de un asunto bastante espinoso que a cualquiera pudiera quitarle el sueño, el dedo en la “llaga” lo ha puesto el alcalde Sergio Guzmán Ricardez, y con justa razón, es su administración la que está cargando con un trabajo que esta reportado como realizado,bien ha hecho Guzmán Ricardez en dejar claro y puntualizar en las redes sociales el “negro” manejo que se le dio a los recursos de la obra de esta vía de comunicación, el alcalde no da nombres ni apellidos, pero no se necesita ejercitar mucho la memoria como para no entender que el gobierno pasado lo represento un personaje con nombre y apellidos, ¿sabrá algo de este tema el actual secretario del ayuntamiento Jesús Martínez Monroy?, la pregunta es porque Chocho Monroy fue regidor de la comuna de Daniel, habría que preguntarle, pero ese es otro rollo, aquí lo cierto es que Sergio Guzmán tiene un plan de trabajo de cara al pueblo con principios sociales basados en la 4T, así que no es “cacería de brujas”, para que no se mal interprete, el propósito de informar es para que el pueblo conozca cómo se dieron las cosas, como se gobernó Agua Dulce de espalda al pueblo, hoy existe una nueva forma de gobernar, un compromiso de transformar el municipio, que significa todo esto, que los vendedores de espejitos, ante la falta de vendedores de ideas, ya están pasando a la historia, de ello hablaran los comicios del 2021, aquí no se trata de hacer leña del árbol caído, pero Daniel Martínez está obligado a aclarar “donde quedó la bolita”, que paso con el recurso de Pemex, y como dice el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, lo que es del pueblo que se le entregue al pueblo, vaya caso y…hasta aquí con mis comentarios Punto y Aparte (FOTOS REDES SOCIALES)

Opiniones y comentarios a

rosevel_ramos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here