El Producto Interno Bruto (PIB) del sector turístico se contrajo 5.4% durante el primer trimestre del año, con lo que duplicó la caída que mostró la economía nacional, de 2.2% respecto al mismo trimestre del año anterior, dando las primeras señales del impacto de la pandemia de COVID-19.

Aunque las actividades primarias del sector –como la extracción de bienes y recursos para las actividades turísticas– crecieron 1.2% en la comparativa anual, la caída más pronunciada se dio en la actividad secundaria –como la fabricación de bienes–, que cayó 3.8%, mientras que las actividades terciarias –principalmente la venta de servicios– cayeron 1.4% en el periodo, de acuerdo con cifras del INEGI.

“Con efectos visibles derivados de la pandemia en tan sólo unos días de marzo, en el primer trimestre del año el PIB turístico cayó más que el doble que el PIB nacional en comparación interanual”, refiere en un análisis el Centro de Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac, que además indica que la brecha en el crecimiento del PIB nacional y turístico se ha venido abriendo de manera importante a partir de la segunda mitad de 2019.

De acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Turismo, en un escenario optimista donde 2020 cierre con un Semáforo Epidemiológico en verde, la caída de los turistas internacionales sería de 55.3% y de 66.7% para el ingreso de divisas, mientras que en el más adverso, con un semáforo en naranja, se tendría una contracción de 57.1% y una caída en divisas de 67.4%.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here