El conflicto que existe entre la industria farmacéutica y el gobierno continúa. Tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador, que informó esta semana que la administración realizaría una compra consolidada de medicamentos en el extranjero para atender el problema de escasez de fármacos, que será supervisada por la Organización de las Naciones Unidas, las cámaras del sector solicitaron al gobierno que “reflexione” sobre esta decisión.

El anuncio del gobierno se da bajo el argumento de que en administraciones anteriores había un monopolio en la venta y distribución de medicamentos, que supuestamente benefició a varias empresas que incluso vendían con sobreprecio.

En un comunicado conjunto, la Canifarma, la AMIIF, la ANAFAM y la AMELAF, solicitaron que ante “los graves señalamientos de corrupción”, se diriman responsabilidades y las sanciones que correspondan a los infractores “sumándose a la lucha que lleva el gobierno del presidente López Obrador contra la corrupción y acabar con la impunidad”, señala el documento.

Al sector le preocupa que estas compras en el extranjero, lejos de solucionar el problema de desabasto, provoque un grave daño a la industria establecida en México.

La industria apunta, además, que las dificultades de abasto que ha habido de medicamentos en el Sistema Nacional de Salud se deben “a la falta de planeación y transparencia en los procesos de adquisición de las entidades compradoras de estos insumos en el último año y medio, y no a que la industria establecida en México no tenga la capacidad de producirlos con calidad y precio”.

El sector demanda que los procedimientos de compra se realicen bajo licitación pública como regla general. “Baste señalar que para el abasto del 2020 solo se licitó el 30% de los requerimientos, siendo el 70% restante adquirido a través de adjudicaciones directas, alternativa de compra que solo debe aplicarse para las excepciones que marca nuestro marco legal vigente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here